Consigue nuestros Libros, Antologías y Publicaciones

Grito de Mujer 2018-Málaga


Grito de Mujer en Málaga: tarde de teatro, poesía y música


IRENE FERNÁNDEZ BERMÚDEZ - El pasado 17 de marzo tuvo lugar en centro cultural La Noria el festival internacional Grito de Mujer . Tras el éxito en La Cala del Moral, el grupo de teatro de la escuela municipal del Rincón de la Victoria, junto con mujeres poetas locales e internacionales y el prestigioso guitarrista Pepe Justicia, protagonizaron una tarde cargada de emoción, arte y cultura feminista. Este acto fue una combinación expresiones artísticas y de voces de mujeres muy diversas que consiguieron emocionar al público.


“En las orillas del tiempo llora una madre… Medea orquesta sus mejores hechizos, busca remedio para sanarse. ¿Qué magia es esa que puede contra la sangre que derrama una hija? contra la injusticia que pende de su espalda y le recuerda que no es nadie relevante. ¡No es nadie!”. Jael Uribe.

Con estas palabras comenzaba el manifiesto escrito por Jael Uribe, la fundadora de Grito de Mujer y recitado por Laura Núñez, quien dio introducción al evento. Pues la edición de este año tiene como título “Faros de Esperanza” dedicado a las madres que han perdido a sus hijxs.


El segundo acto lo protagonizaron un grupo de mujeres locales e internacionales, Isabel Anaya, Trini Ríos, Gilly Pawson (Reino Unido), Elena Larkova (Rusia) y Mar Reche, que dispuestas en diferentes puntos del escenario, recitaron con fuerza y pasión poemas escritos por ellas mismas. El tema: la mujer, aunque desde diferentes perspectivas y con estilos muy diversos.
“No llevaré a tu tumba flores, hija mía. Las llevaré para adornar la toga de tu graduación universitaria. Las pondré en el jarrón que embellezca tu mesa de trabajo, en una gran empresa …” (Pacto de Evas - Isabel Anaya)


El siguiente acto fue un fragmento de la obra dramática Casa de muñecas de Henrik Ibsen, en el que María Dolores Espín representa a Nora, mujer que se ha dado cuenta que en su matrimonio no es más que una muñeca grande a merced de su esposo, al igual que de niña fue la muñeca pequeña de su padre. El fragmento es un discurso conmovedor en el que la protagonista decide tomar las riendas de su vida y le habla a su marido con la mano en el corazón, sacando a la luz las verdades que había callado durante años.
“Cuando estaba al lado de papá, él me exponía sus ideas, y yo las seguía. Si tenía otras distintas, las ocultaba; porque no le hubiera gustado. Me llamaba su muñequita, y jugaba conmigo como yo con mis muñecas. Después vine a tu casa. (...) Quiero decir que de manos de papá pasé a las tuyas. (...) Tú y papá han sido muy culpables conmigo, y ustedes tienen la culpa de que yo no sirva para nada.” (fragmento de la obra Casa de muñecas ).

La siguiente representación dramática fue un fragmento de la conocida obra de Lope de Vega, Fuenteovenjuna que protagonizó Vanesa Ruíz. Esta obra es un reflejo del conflicto social entre poderosos y oprimidos, donde la mujer tiene un papel muy importante y demuestra mayor honor que los hombres a lo largo de la obra. La parte representada es de los discursos más famosos de la obra en el que Laurencia pone de manifiesto el fracaso de los hombres al intentar proteger a las mujeres, y por eso ellos pierden su posición de "hombres."
“¿Qué dagas no vi en mi pecho? ¿Qué desatinos enormes, qué palabras, qué amenazas, y qué delitos atroces, por rendir mi castidad a sus apetitos torpes? Mis cabellos ¿no lo dicen? ¿No se ven aquí los golpes de la sangre y las señales? ¿Vosotros sois hombres nobles? ¿Vosotros padres y deudos? ¿Vosotros, que no se os rompen las entrañas de dolor, de verme en tantos dolores? Ovejas sois, bien lo dice de Fuenteovejuna el hombre” (Fragmento de la obra Fuenteovejuna ).


Las siguientes protagonistas fueron Claudia González, Ángeles Aranda, María José García y Alicia Alarcón, cuatro actrices que dotaron a poemas de dramatización y emoción e incluso ésta última acompañó el poema de música y baile. Los poemas que recitaron fueron escogidos por ellas mismas, dándole voz a las palabras de autores como Mario Benedetti, García Lorca o Rafael de León.
“He comprado tres puñales para que me des la muerte… El primero, indiferencia, sonrisa que va y que viene y que se adentra en la carne como una rosa de nieve. El segundo, de traición; mi espalda ya lo presiente, dejando sin primavera un árbol de venas verdes. Y el último acero frío, por si valentía tienes y me dejas, cara a cara, amor, de cuerpo presente.” (Fragmento de Baladilla de los tres puñales de Rafael de León).

María del Mar Martín, por su parte, le dio vida a Rosita conocido personaje de la obra de Lorca D oña Rosita la Soltera , una actuación cargada de sentimiento, en la que Rosita hace una reflexión sobre la frustración que siente por la presión social, ya que no ha cumplido con lo que se esperaba de una mujer de su edad en aquella época: estar casada y con hijos.
“Quiero huir, quiero no ver, quiero quedarme serena, vacía (¿es que no tiene derecho una pobre mujer a respirar con libertad?). Y sin embargo la esperanza me persigue, me ronda, me muerde; como un lobo moribundo que apretara sus dientes por última vez.”

Por último, Pepe Justicia cerró el evento con su guitarra española y deleitó a los presentes con su virtuosa forma de tocar flamenco, con un toque muy personal y una técnica exquisita. Para dar a conocer algunas de las obras del evento, se ha editado un libro online “ GRITO DE MUJER MÁLAGA 2018 ” al que se puede acceder de forma gratuita.

Share on Google Plus

1 comentario:

Muchas gracias por ayudarnos a crecer! Corre la voz...apoya nuestra causa